Feeds:
Entradas
Comentarios

Archive for 30 enero 2013

En el norte de la provincia de Castellón, la abrupta comarca del Maestrazgo vuelve a ser centro de atención, ahora del turismo, después de un paréntesis que se remonta hasta la Edad Media en que fue dinámica zona comercial y foco defensivo.

Los principales vestigios de aquella época son, de hecho, las murallas y las fortalezas que protegían las poblaciones de la zona frente a las amenazas de la más diversa índole, que eran por entonces de ordinaria administración.

El itinerario comienza en Morella. Como resulta evidente esta ciudad nunca fue tomada por el enemigo, pues todavía resiste detrás de sus murallas intactas y bajo la protección de su castillo, que albergó al Cid Campeador.

Iglesia de Santa María La Mayor

Iglesia de Santa María La Mayor

El recorrido por el casco antiguo discurre por calles porticadas flanqueadas de vetustas casas señoriales.

Para descansar de la visita a la iglesia de Santa María La Mayor, uno de los muchos edificios de interés monumental, se puede hacer un alto en las tiendas que venden mantas de elaboración artesanal.

De la carretera que desciende hasta la costa parten hacia la derecha los desvíos sucesivos que llevan a Catí, donde todo recuerda los gloriosos tiempos del comercio lanar, allá por los siglos  XIV-XV y Sant Mateu, la capital del Maestrazgo que tiene en la plaza Mayor su mejor tarjeta de visita.

Plaza Mayor de Sant Mateu

Plaza Mayor de Sant Mateu

Al llegar a la costa se siente el reclamo de los reputados langostinos de Vinarós, localidad famosa también por sus carnavales. La animación veraniega de Vinarós se extiende a la cercana Benicarló, cuyas inmensas playas invitan a la molicie y al baño.

En Peníscola, además de tomar el sol en la playa, se puede visitar el palacio en el que se refugió Benedicto XIII, el Papa Luna, cuando fue obligado a abdicar; desde su terraza se divisan magníficas vistas.

Palacio del Papa Luna

Palacio del Papa Luna

El palacio-castillo se alza sobre la cima del tómbolo en el que se asienta el casco antiguo de Peñíscola, donde se pueden descubrir calles, plazas y puertas muy evocadoras con multitud de tiendas dirigidas al turismo.

Cuevas Barranco de Valltorta

Cuevas Barranco de Valltorta

Los alrededores de este recorrido también merecen una parada. Las Cuevas del Barranco de la Valltorta son, por ejemplo, un impresionante conjunto de cuevas y abrigos con pinturas prehistóricas, museo monográfico, que encontraremos a unos 30 kilómetros de Peñíscola.

Otro monumento de interés es la iglesia de Nuestra Señora de la Asunción de Vinarós.

En cuanto al alojamiento, algunos pueblos del Maestrazgo disponen de agradables fondas instaladas en antiguas mansiones señoriales, todas ellas muy recomendables.

Langostinos de VinarósY en el aspecto gastronómico, el deleite será para la miel de Morella, el queso de Sant Mateu y los langostinos de Vinarós.

Autor: Edurne

Anuncios

Read Full Post »

Puertos de Beceite- ejemplares de cabra montés-

Puertos de Beceite– ejemplares de cabra montés-

Situados en tierras aragonesas, los puertos de Beceite, donde se estima habitan entre 4.000 y 6.000 cabras montesas, ofrecen al viajero un magnífico paisaje mediterráneo, con una variada flora y fauna montaraz, así como coquetos pueblos repletos de vestigios históricos.

Para proteger las poblaciones cinegéticas se creó la Reserva Nacional de Caza, con una extensión de 30.417 hectáreas que se extienden por Teruel, Castellón y Tarragona.

Iniciamos nuestra visita partiendo del pueblo de Beceite, para poder admirar uno de los sectores más bellos de la zona, “El Parrizal”, un estrecho cañón fluvial creado a consecuencia de la disolución de la roca caliza en el agua. En las laderas donde la roca y las altas paredes lo permiten crece un denso bosque mediterráneo dominado por el pinar.

El Parrizal - Matarraña -

El Parrizal – Matarraña –

También encontramos encinas, zarzaparrillas, sabinas negras, brezos, algún helecho, tejo y acebo, este último protegido por constituir un alimento básico para la fauna durante los meses invernales.

Beceite es una pequeña localidad de unos 650 habitantes, enclavada en el Bajo Aragón, una comarca afamada por su aceite de oliva. La villa contó antaño con un recinto amurallado del cual quedan como vestigios varios de sus portales de acceso. Hoy, con monumentos añadidos, el visitante puede disfrutar del hermoso puente de sillería de un solo ojo, de la iglesia de San Bartolomé, del siglo XVII y del Ayuntamiento de estilo gótico.

Beceite - puente románico--

Beceite – puente románico –

Durante décadas, Beceite dispuso a orillas del río de un molino aceitero y de otro papelero que llegó a ser uno de los más productivos de Aragón.

El Parrizal -pista forestal-

El Parrizal -pista forestal-

Para llegar a la entrada del Parrizal debemos seguir las indicaciones hacia la pista forestal que remonta a contracorriente, y a lo largo de seis kilómetros, el suave y cándido deslizar del río Matarraña.

A mitad de camino encontramos una cueva donde se conservan pinturas rupestres pertenecientes al arte levantino, de finales del Paleolítico y principios del Neolítico.

Cueva de la Dona

Cueva de la Dona

Por el camino, iremos atentos a las pedregosas laderas, donde es posible encontrar algún ejemplar de cabra. Una vez que llegamos al aparcamiento y área recreativa, dejamos el vehículo para proseguir andando por el sector más salvaje e impresionante del recorrido.

El Parrizal -pasarelas -

El Parrizal – pasarelas –

Proseguimos a pie, por lugares donde las paredes se estrechan y el río ocupa completamente el fondo del cauce en forma de verdes y transparentes pozos. Es allí donde vive la nutria, el cangrejo y la trucha. Unas pasarelas de madera suspendidas en la roca, nos permitirán salvar las pozas y continuar por la senda.

Caminando un buen trecho, la pasarela desaparece y la única manera de rebasar el inundado estrecho es, o bien nadando o ascendiendo lateralmente por una empinada ladera con la ayuda de una cadena y unas cuerdas que veremos allí instaladas.

Tramo de los estrechos

Tramo de los estrechos

Con prudencia se puede alcanzar “la Font del Teix”, donde nace el río Matarraña, que aparece y desaparece por filtraciones subterráneas. Esta ruta la podemos realizar en unas tres horas de marcha desde el pueblo de Beceite o en hora y media si utilizamos el vehículo hasta la pista.

Durante el recorrido, por estas serranías, nos invade la sensación de ser observados, y ciertamente así es, las cabras montesas siempre enriscadas, silenciosas, atentas, nos acompañaran desde las atalayas rocosas.

Una vez más descubrimos que la naturaleza, en una perfecta simbiosis entre agua, rocas, bosques y sus habitantes naturales, nos acoge con una deliciosa armonía que no debemos alterar.

Cabra Montés

 Autor: Nieves Alonso

Read Full Post »

Vamos a visitar uno de esos pueblos que sorprende encontrar. Remoto, guardado del bullicio, aparentemente olvidado. Aquél en el que un día sus gentes cruzaron la mar y emigraron a tierras lejanas en busca de fortuna. Al retornar de la tierra del “ron y la bachata” los más venturosos dejaron su huella, para la posteridad, con majestuosas edificaciones coloniales. Eran los llamados indianos

Pero la suerte no fue igual a todos. A los menos favorecidos se les llamó, tal y como cuentan las gentes del lugar,los maletas al agua”. El asunto en cuestión era que cuando los vecinos les preguntaban por su dicha estos replicaban que todas sus pertenencias se las llevó la mar.

Casona de Pancho

Casona de Pancho

Aquellos que vieron engrosado el capital de sus arcas, dotaron de beneficios a su tierra natal. Las construcciones de las casas coloniales originaron numerosos puestos de trabajo, para los dedicados a oficios como la carpintería, la cantería o la ebanistería. Costearon la traída de las aguas y la construcción de la primera escuela, donde hoy se ubica la Casa de la Cultura.

Las altivas casonas indianas nos dan la bienvenida. El tiempo parece no haber trascurrido en Malleza. Indagando por las calles de este singular pueblo llegamos a la plaza del Conde de Casares, donde se alza la iglesia de San Juan. Originaria del XII ha sufrido profundas reformas a lo largo de los siglos. En el XIX los indianos costearon las reformas de la iglesia dándole la imagen que hoy podemos admirar.

Iglesia de San Juan

Iglesia de San Juan

En el interior se abren dos hermosas capillas, la del Santo Cristo de la Misericordia y la de la Virgen del Rosario, flanqueada por las imágenes barrocas de San Joaquín y Santa Ana. Pero lo singular y admirable de esta iglesia se ve desde exterior. Por razones que a todos se les escapan está coronada por una cúpula verde, con rasgos bizantinos, con su reloj, que toca las horas y las medias, una referencia para los vecinos que sólo le oyen cuando prestan atención.

Retablo capilla de Malleza

Retablo capilla de Malleza

El paseo empieza a cobrar interés. Las casas van apareciendo. La del Cuervo, de la segunda mitad del siglo XVIII; la de don Vicente González de Llano, Vicentillo el del gallo-, con galerías acristaladas y tejados abuhardillados; la de Panchón, que emigró a América y la dicha le acarició como banquero y ordenó levantar esta casa como muestra de amor a su tierra natal.

La casa de José Garcí que al regresar de Cuba enriquecido gracias a su comercio “El Escándalo” construyó la mansión sobre las ruinas de una casa del siglo XVII y la llamó “Las Palmeras”; Casa Cima, el Casino de Malleza y una de las más antiguas, en la que según cuenta la tradición oral algunos vecinos se jugaban sus propiedades.

Una de las casas más hermosas, ubicada en una radiante colina de suntuosas vistas  es “Villa Alicia”. Fue en 1918 cuando don Fernando Rodríguez Alonso regresa de Cuba, lugar al que marchó como tantos mallezanos para  tentar a la suerte fundando una administración de lotería ”La Dichosa” que acabó por convertirse en la más famosa de Cuba, encarga la construcción de la villa para su amada esposa Alicia al arquitecto Julio Galán. La ornamentación de la fuente exterior conserva un estilo andaluz con  azulejos de La Cartuja de Sevilla.

Villa Alicia

Villa Alicia

Estos ejemplos de arquitectura indiana no menoscaban al Palacio de los Condes de Toreno, situado en el barrio de la Granja, que fue casa de don Fernando Malleza. La capilla del Palacio guarda en la bóveda unos magníficos frescos cuyo autor es el conde don Francisco de Borja Zuleta. En la misma localidad de La Granja, como una montaña de nieve, impoluta, con un blanco que nunca oscurece, aparece la casona colonial del Estanqueiro, a fecha de hoy un dispensario geriátrico.

Capilla del  palacio Conde de Toreno

Capilla del palacio Conde de Toreno

De regreso a la plaza de Malleza haremos un alto en la fábrica de embutidos. Es en 1957 cuando la familia Miranda compra Casa Cuervo instalando en las dependencias ganaderas una fábrica de salazones, “Embutidos la Unión”. Hoy es una industria moderna donde se podrá adquirir unas estupendas reservar para llenar la despensa.

En la plaza, frente a la iglesia, descansando bajo un viejo fresno, sin prisa porque sabe que ya no puede andar con agilidad, llama la atención Invicta”, una vieja bicicleta que se ha convertido en parte del paisaje de Malleza. Nadie sabe cómo llegó hasta allí, quizás algún niño después de utilizarla la recostó en el árbol y nunca regresó a por ella. La cuestión es que “Invicta”, nombre que aún luce en la barra superior del artilugio, parece seguir esperando.

Invicta

“Invicta”

Una vez al año, coincidiendo con la noche de San Juan, la vieja y oxidada bicicleta desaparece como por arte de magia. Quizás algún vecino la esconde para que no termine junto a otros trastos viejos en la hoguera típica de esta fecha. Todo un halo misterioso envuelve a “Invicta”, nadie sabe a ciencia cierta cómo llegó a Malleza, y seguro que su desaparición definitiva se convertirá en un enigma sin resolver.

Y frente al fresno donde reposa el enigma, se encuentra la que fue antigua fonda, taberna, colmado, salón de cine y lugar donde se ejerció algún viejo oficio, hoy convertida en exquisito restaurante.

Al Son del Indiano

Al Son del Indiano

EsAl Son del Indiano”, un lugar que no nos recuerda a ningún otro. Al traspasar las puertas se hace un guiño al tiempo. La Habana Vieja o el Centro Asturiano de La Habana están presentes rindiendo homenaje a las gentes mallezanas que un día emigraron a Cuba.

Cada detalle colocado en su sitio. Cuadros recreando la isla de antaño, combinados con preciadas lámparas tifanys y hasta un aparato de televisión, el primero en llegar a España y que nadie consiguió hacer funcionar. Todo ello en perfecta armonía, consiguiendo un ambiente perfecto para la elaborada y cuidada cocina que se nos presenta.

Al Son del Indiano- interior-

Al Son del Indiano- interior-

Sorprendente es encontrarse en este rincón de la Asturias occidental con platos de la siguiente guisa: croquetas líquidas, pastel de ortigas, jabalí guisado con castañas o una deliciosa carne de canguro acompañada de mousse de queso fresco de cabra .Sin olvidar los exquisitos postres como el helado de eucalipto con caramelo.

Croquetas líquidas de ortiga con queso de cabra

Croquetas líquidas de ortiga con queso de cabra

El alma de “Al Son del Indiano ” es su dueño, Paulino Lorences. Si él no está falta lo mejor. Es posible que esté haciendo sociedad en algún evento vecinal, mostrando la Villa , contando alguna de las múltiples historias que guarda en su prodigiosa mente o simplemente tomando un zumo de paraguas. Si es martes, está ausente y no recibe. Costumbres adquiridas de su época parisina.

Pero la casa no queda en soledad. Según una vidente, “en el piso por encima del salón de comidas, habita Alfredo”. Este invisible morador de la fonda ,vestido de blanco como un indiano, para nada molesta a Paulino, que hace gala de su hospitalidad.

Fuente:

Libro -La Comarca Vaqueira- por Nieves Alonso

Read Full Post »

Vamos a visitar una de las islas afortunadas moldeada por las fuerzas titánicas de la naturaleza, donde resulta difícil imaginar que una tierra volcánica y generosa gracias al esfuerzo de los agricultores, ofrezca los frutos de las viñas con los que se elaboran los vinos con Denominación de Origen Lanzarote.

Las primeras vides llegaron a Lanzarote allá por el año 1404, y eran las que se cultivaban por entonces en Francia. La dificultad de cultivar en está isla de paisaje lunar despertó el ingenio del agricultor, que creo unos cultivos curiosos excavando hoyos circulares por debajo de las lavas.

Estos cultivos están rodeados de muros de piedra que les protegen del viento. El lugar donde podemos ver este modo de cultivo y donde se localiza la mayor producción es en La Geria.

La viña que predomina en Lanzarote es la variedad malvasía. Y la mayoría de sus vinos son blancos jóvenes, algunos tintos y rosados.

En la capital de la isla, Arrecife, se ubica la sede del Consejo Regulador de la Denominación de Origen Lanzarote. En el municipio de San Bartolomé, encontraremos las primeras bodegas en el recorrido, las Bodegas Barreto.

Las Bodegas el Grifo, son además un atractivo más dentro del Parque Natural de la Geria, y las más antiguas de Canarias. En sus instalaciones originales se ubica en la actualidad el Museo del Vino de Lanzarote.

Bodegas El Grifo

Bodegas El Grifo

El viajero podrá gozar de los viñedos en la campiña vinatera de Tías, además de visitar las bodegas Castillo de Guanapay, Timanfaya y Vega de Yuco.

Es ineludible la visita a uno de los lugares más bellos de Lanzarote, el inmaculado pueblo de Yaiza. La tranquilidad se respira por las calles escoltadas de blancas casitas adornadas con flores multicolores.

Yaiza

Yaiza

En Yaiza, el visitante podrá degustar, sin prisa, la rica comida lanzaroteña en el restaurante La Era, y acercarse a la bodeguita de Don Ezequiel, donde además de catar sus vinos les desvelará todos los intríngulis de la enología local.

En esta visita enológica a la isla de Lanzarote el viajero encontrará bellas playas para su disfrute, como Playa Blanca o la bellísima cala de Papagayo.Típicas construcciones isleñas, en el municipio de Tinajo.

Y para los más atrevidos, la propuesta es un paseo en camello por el Parque Nacional de Timanfaya.

Parque Natural de Timanfaya

Parque Natural de Timanfaya

Muchos son los atractivos de esta tranquila isla que atrapara al visitante obligándole a volver en más de una ocasión y en los que se recreo el gran artista local…César Manrique.

Para mí Lanzarote era el lugar más bello de la Tierra y me di cuenta de que si las personas eran capaces de ver la isla a través de mis ojos, entonces pensarían igual que yo. Desde entonces me propuse mostrar la belleza de Lanzarote al mundo“.

Jardín de la Fundación César Manrique

Jardín de la Fundación César Manrique

Autor: Edurne

 

 

 

Read Full Post »

Campo de Montiel

Campo de Montiel

Desde Valdepeñas a los campos de Montiel se agrupan una veintena de pueblos de la provincia de Ciudad Real que son cuna de uno de los vinos más señeros de España, de un aceite de oliva a caballo entre las provincias de Albacete y Jaén y de la huella del escritor satírico Francisco de Quevedo y Villegas, una de las plumas más insignes e ingeniosas de la literatura española del siglo XVII.

Entre la Torre de Juan Abad, de la que fue Señor desde 1621 hasta su muerte y Villanueva de los Infantes ,donde falleció en el Convento de los Dominicos en 1645, transcurrieron varios años de la dilatada vida del escritor , que vivió en estas tierras entre su afición al campo y  la vida bohemia , así como su reclusión como autor de un libelo que nunca escribió.

Villanueva de los Infantes junto a Almagro, es el conjunto municipal de la provincia de Ciudad Real que más edificios históricos y casa con escudos heráldicos agrupa. Pasear por sus calles es una invitación a la paz, el sosiego.Una cita con la historia y la literatura del Siglo de Oro.

Villanueva de los Infantes

Villanueva de los Infantes

Uno de sus mayores atractivos hoy día se encuentra en la hospedería real El Buscón de Quevedo, ubicada en el antiguo Convento de los Dominicos  en la plaza de San Juan, donde se conserva el museo-celda donde pasó sus últimos días el insigne escritor madrileño.

En el edificio austero y singular, a la par, se conservan los libros de Quevedo y de otros autores de la época, así como documentos originales relacionados con él.

Hospedería RealLa hospedería cuenta también con el restaurante Santo Tomás de Villanueva, el santo manchego nacido en la vecina localidad de Fuenllana, donde predomina la cocina manchega y los vinos de los alrededores.

Entre los platos típicos, destacan los huevos a la porreta, cuya cuna es este pueblo, elaborados con cebolla, jamón y sesos de cordero, una auténtica delicia, junto a otros platos tradicionales como las gachas, elaboradas con harina de almorta y pimentón, las migas, el asadillo de pimientos, el pisto manchego o la perdiz en escabeche.

Huevos a la porreta

Huevos a la porreta

Desde la Plaza Mayor, rectangular y rodeada con edificios de inspiración renacentista iniciamos un paseo. Contemplando el ayuntamiento construido en 1826, al lado se ubican la parroquia de San Andrés y la Casa rectoral que datan de principios del siglo XVI. La iglesia, posee un importante púlpito plateresco de finales del XVI y un retablo dedicado a Santo Tomás de Villanueva, originario del siglo XVIII. En la cripta reposaron durante varios años los restos de Francisco de Quevedo.

Casa del Caballero del Verde Gabán

Casa del Caballero del Verde Gabán

La Casa de la Contratación del siglo XVI, alberga hoy la Casa de la Cultura y el Archivo Municipal , asimismo merece la pena pararse en la Casa del Arco, del siglo XVII , la Casa Palacio de los Revuelta, el Palacio de los Melgarejo, la Casa Cuartel de los Caballeros de Santiago o la Casa del Caballero del Verde Gabán, edificio privado donde se supone que transcurrió la aventura del mismo nombre narrada en el Quijote.

El nombre de Valdepeñas está ligado al vino, ya que esta localidad y algunas que la circundan como Tiranuela, Santa Cruz de Múdela o Montiel, fueron durante mucho tiempo servidores de los caldos que se consumían en las tabernas de Madrid.

Aunque la tradición del vino en Valdepeñas data del siglo XIII, es en el siglo XVIII, con motivo de la construcción del Camino Real que une Madrid con Sevilla, cuando su fama se dispara con la irrupción del ferrocarril. En 1861 se pone en marcha el llamado Tren del Vino que transportaba diariamente hasta la capital 20 vagones cisterna.

Plaza de España -Valdepeñas-

Plaza de España -Valdepeñas-

En la actualidad Valdepeñas es la segunda denominación de origen, tras Rioja, con presencia en todos los restaurantes de España. A la difusión de los vinos contribuye sobremanera el Museo del Vino, ubicado en una antigua bodega de 1901.La gastronomía de Valdepeñas se sitúa a la cabeza de la provincia y la ciudad cuenta con numerosos bares, tabernas y tascas donde el vino es el principal atractivo.

Muy cerca de Valdepeñas se encuentra San Carlos del Valle, con un conjunto histórico-artístico entre el Renacimiento y el Barroco, su Plaza Mayor y su iglesia son dignos de encomio. En Montiel es obligado visitar su iglesia parroquial del siglo XVI. El olivar de esta zona ha obtenido el reconocimiento de la Denominación de Origen ” Campos de Montiel”.

Olivos

Otros pueblos que merecen la pena visitar también son Santa Cruz de Múdela , Castellar de Santiago, Torrenueva, Torre de Juan Abad, Villahermosa, Albaladejo o Puebla del Príncipe entre otros.

Autor: Nieves Alonso

 

 

Read Full Post »

Escalando El Yelmo -La Pedriza

Escalando El Yelmo -La Pedriza

Palabras y huellas en el camino, un legado aún por decidir. Estas son las dos vías que elegí en la vida. Mientras que la cabeza me sitúa en la comunicación, el corazón me traslada a la montaña. Lucho por hallar la manera de que estas dos vertientes convivan día a día, pues no podría realizarme como persona sin cubrir ambas pasiones en su totalidad.

Más pronto que tarde tendrá lugar la frenética batalla entre estos titanes que me gobiernan. ¿Deberé decantarme por el vencedor y desterrar al rival más débil? Difícil decisión. He de confesar que me hallaba perdida en un espeso bosque donde no habitaba luz en él.

Sin embargo hace unos días tropecé…

Bosques de Noruega

Bosques de Noruega

Una piedra me susurró al oído… “sólo la oscuridad más absoluta te permitirá ver infinidad de estrellas”. Maravillosas palabras llenas de color y poesía.

Efectivamente, cuando me sumergí en la profundidad abisal, mis ojos empezarón a tener luz propia, iluminando un sinfín de opciones hasta ahora ocultas para mí.

Mis pies, eternos peregrinos de aventuras, decidieron  trepar el risco más escarpado para dar con la puerta que hacía cumbre.

Según la abrí, una corriente eléctrica recorrió mi cuerpo. Me sentí pletórica, llena de energía, viva y con unas intensas ganas de brincar. ¿Qué debía hacer ahora?

Escalando-La Raja-

Escalando-La Raja-

Una fuerte necesidad de contar mi aventura se apoderó de mí. Fue ahí cuando me percaté de que dicha felicidad sólo tendría verdadera autenticidad en el momento que la compartiera. ¡Esa era la clave!

Debía vivir intensamente mis aventuras, mis expediciones a la montaña y regalárselas al mundo. De esa manera, las personas que quisieran escucharme podrían, por unos instantes, viajar en sus mentes y sentirse partícipe de ellas.

Quise comprobar la efectividad de mi nuevo método y publiqué un breve fragmento narrando unos instantes de una escalada clásica que realizamos hace poco en la Sierra de Madrid. Decía así:

“…He soñado con las estrellas… Con una roca bañada por un pellizco de luna, con el 8 que me regaló Paco , ardiendo por la travesía de la cuerda, con el canto metálico de mis cintas express bailando en la cintura. Viendo la noche venir, sonríe la espesura. La oscuridad me impide ver el camino, pero confío en mis gatos. Atrapando los sonidos de la noche, quedo desnuda en su naturaleza, fundiéndome en su miel… Trenzando una aventura inmejorable. Aúllo. Sonrío.”

No importa la retórica, lo esencial es la magia que despiertan estas palabras. Seas quien seas, por unos segundos abandonas tu rutina, te enfundas unos gatos y comienzas a segregar un cóctel de endorfinas y adrenalina.  Aquellos que me leen son los que me  motivan a continuar hacia adelante. Quieren viajar, saber cómo terminará su aventura.

Escalando en Marruecos

Escalando en Marruecos

El colmo de las casualidades es… que hace unos días tuve el privilegio de leer en un periódico de tirada nacional, una entrevista que un compañero periodista había realizado al inigualable montañero César Pérez de Tudela. Que gratificante ha sido hallar en sus palabras respuestas a mis preguntas. “Un explorador de la vida”, pionero en acercar la montaña a millones de personas, además de periodista, abogado, escritor y sobre todo excelente comunicador. Un histórico del alpinismo, que hoy mismo ha ascendido un peldaño más dentro de mis referentes.

César Pérez de Tudela

César Pérez de Tudela

Él supo encontrar las chapas, los hitos en su carrera profesional y eso le condujo a experimentar todo tipo de éxitos y fracasos que le han configurado como persona. ¡Un aventurero como la copa de un pino! Alegremente leo sus proezas, pero voy más allá. Me adentro en sus expediciones; en sus interminables caminatas, en sus torturados pies, en los momentos de frío, hambre y cansancio.En la sensación que aflora cuando se amanece en un lugar perdido entre las montañas; en su cabeza siempre animando para dar un paso más… Sin duda, una soberbia colección de momentos sólo aptos para aquellos exploradores de las emociones humanas.

Porque uno se siente más vivo cuando entra en contacto con la naturaleza y le ofrece todo cuanto tiene, empezando por el amor y terminando por el miedo. Sin embargo la “madre naturaleza” es sabia y no regala sus mieles a cualquiera, por eso nos pone a prueba en situaciones límite donde el valor y la persistencia son fundamentales.

Cuán gratificante es desnudarse ante ella en cuerpo y alma y mostrarse fuerte… ¡La recompensa es inmensa!

Glaciar Nigardsbreen -Noruega

Glaciar Nigardsbreen -Noruega-

César Pérez de Tudela ejemplifica al detalle mis palabras, es más, simpatiza involuntariamente con mi situación actual. Aparte de ser un admirable alpinista ejerce como comunicador. Ha conseguido el equilibrio entre sus dos pasiones, tal como yo estoy empezando hacer. En la lejanía me siento tremendamente cercana a él y es lo que necesito para seguir ascendiendo mi propio ocho mil.

Cuéntamelo César. Desde aquí te animo a que sigas inspirando con tus andanzas a los jóvenes montañeros del mañana, quizás en alguna ocasión compartamos camino. Nada me gustaría más.

Autor: Alba Sánchez

Enlaces: http://www.cesarperezdetudela.com/

http://blog.cesarperezdetudela.com/

Read Full Post »

El paraíso de los espíritus libres

En el corazón de Almería, descolgando sus casas desde la montaña donde se ubica, se alza Mojácar, única por su esplendor y belleza. Vigía de las adormecidas aguas mediterráneas y guardiana del espíritu nostálgico de sus moradores, muchos de ellos llegados en la década de los cincuenta durante la repoblación de la villa.

Y es en los míticos años sesenta cuando Mojácar resurge cual “Ave Fénix” de sus propias cenizas. Mucho tuvo que ver su entusiasta alcalde que tomó la iniciativa de regalar parcelas a todo aquél que decidiera establecerse en la localidad.

Pronto pintores, músicos, escritores, intelectuales y artistas de todos los ámbitos y países recalaron en la Villa e iniciaron una convivencia con los mojaqueros de nacimiento, que aún hoy se puede percibir. Mojácar se convirtió en el paraíso de los espíritus libres, un referente a nivel internacional.

Indalo

Indalo

Al igual que el símbolo mágico que identifica a la localidad, “El Indalo”, un amuleto prehistórico portador de la buena suerte y ahuyentador de los malos espíritus. Este muñeco mojaquero, como también es conocido, es una primitiva pintura rupestre donde un hombre sujeta un arco por los extremos con los brazos extendidos por encima de la cabeza.

Pasear por el pueblo es todo un deleite. Sus calles empinadas se abren paso entre la arquitectura medieval que las adorna. Subir al Mirador de la Plaza Nueva nos permitirá disfrutar de unas esplendidas vistas del Valle de las Pirámides además de contemplar plácidamente la Ermita de los Dolores, originaria del siglo XVIII.

Vista desde el Mirador del Castillo

Vista desde el Mirador del Castillo

Desde la Plaza con el ánimo resuelto, podemos emprender camino hacia la zona más elevada de la ciudad, el Mirador del Castillo, el viajero entrará en un mundo de sensaciones ante la majestuosa panorámica de la costa mojaquera.

Proseguimos el paseo descendiendo pausadamente por calles y callejuelas hasta llegar a la iglesia de Santa María, fechada en 1560. Ante ella se alza hierática y orgullosa la estatua a La Mojaquera, tallada en mármol blanco con el traje típico y portando una cantara de agua sobre la cabeza.

La Mojaquera

La Mojaquera

Continuamos el paseo, siempre deteniéndonos en los múltiples detalles que adornan las calles, las encaladas casas con balcones floridos o simplemente observando el lento discurrir de las gentes, hasta llegar a la Plaza del Ayuntamiento, cuyo mobiliario principal es un centenario árbol traído de las Américas por un emigrante.

Adentrada la mañana la villa se torna con nuevos colores, olores y sabores, notas del quehacer de sus gentes. Ahora ponemos rumbo a la puerta de la ciudad, nombrada por los árabes como reza en la inscripción, Almedina. El arco de medio punto cobija el escudo de la ciudad, el águila bicéfala de la casa de los Austrias.

Puerta de la ciudad (Almedina)

Puerta de la ciudad (Almedina)

Y junto al arco se ubica la Casa del Torreón, antiguo aposento del cobro de los impuestos de puerta originaria del siglo XVIII, hoy convertida en una coqueta pensión.

Tomamos un respiro sentándonos bajo el arco y observando el deambular de algunos vecinos por la empinada calle, antiguo acceso a Mojácar.

Barrio del Arrabal

Barrio del Arrabal

Con el espíritu del viajero desocupado nos dirigimos hacía el Arrabal, antiguo barrio judío, donde sus serpenteantes calles nos introducen en un laberinto que hace retroceder el tiempo hasta la época en que habitó el lugar la colonia judía. Este es el único lugar de Mojácar desde donde no se divisa la mar.

Otro símbolo de Mojácar, mencionado ya en algunos textos árabes, es la Fuente de los doce Caños, de la que mana una riquísima agua que no pasa desapercibida para los habitantes o viajeros que no dudan en guardar fila para recogerla en envases y llevarla a casa.

Estas aguas no solo han servido para calmar la sed de los mojaqueros, también han regado los huertos y han sido imprescindibles para las lavanderas, que para no contaminar el agua del regadío lavaban de adentro a fuera con los pies dentro del agua.

Fuente de los doce caños

Fuente de los doce caños

Y si un paseo por la Villa cautiva al experto viajero, la magia de Mojácar culmina con las insólitas playas de aguas cálidas y paisajes sorprendentes que atrapan al visitante en un hechizo permanente.

Las playas del Cantal, Lance Nuevo, Las Ventanitas o la playa del Lobo, que debe su nombre a una casa construida en los años 60 por un famoso pianista que la bautizó con ese nombre, son las de mejor acceso para poderlas disfrutar.

Pero si lo que se desea es admirar un paisaje único y playas vírgenes, ponemos rumbo a poniente, hacía las playas protegidas de Mojácar. En está bellísima zona se dibuja un paisaje que alterna la roca volcánica y la arena. Estas playas están protegidas y el visitante a de ser respetuosos con el entorno.

Playa de Mojácar

Playa de Mojácar

Llegada la noche y el merecido descanso del andarín viajero, es momento de recrearse saboreando alguna de las delicias de la gastronomía mojaquera, de una clara influencia árabe. Platos típicos como la crema mojaquera, los gurullos, las tarbinas o el ajo blanco y el colorao conformarán los paladares más exigentes.

GurullosSin olvidar los exquisitos productos del mar, de la huerta o las excelencias de la caza. Toda una gama de sabores que configuran la cocina mojaquera.

Autor: Nieves Alonso

 

Read Full Post »

Noticias de Aviación y Turismo

El Blog de Agata Liñero

Eternity

Noticias desde otra perspectiva

la recacha

Una recacha es un sitio donde uno se siente a gusto, protegido. Un entorno adecuado para reflexionar sobre la vida...

Veinte mil leguas

Una bitácora de mis viajes, compartir experiencias y recomendaciones

Planeta Tour

Un blog para los que aman el arte de viajar

Javier Jiménez Sanz

Fotógrafo, Operador de cámara y Editor

Turismo y Ciudades

dónde dormir, qué ver, cómo divertirse y otras curiosidades

Turismo, Actividades y Eventos 2.0

el #1 blog de turismo: todo lo que quieres saber sobre viajes, actividades y eventos

lapappelera

A great WordPress.com site

Myestancia

ALOJAMIENTOS PARA NO OLVIDAR

La aprendiz de Community Manager

Aprendiendo y compartiendo una nueva profesión.

Mamá quiero ser turista

¿Quién no ha querido ser turista alguna vez? Reconoce que a tí también te gusta. ¡Este es tu blog!

Estampas de México.

“Un fotógrafo tiene que ser auténtico y en su obra, debe expresar emociones, provocar reacciones y despertar pasiones.” ~ Javier García-Moreno E.

VIAJES TEN MAR

Agencia y Asesores de Viajes

Blog de Turismo Rural

Turismo Rural. Casas Rurales, Apartamentos Rurales, Hoteles Rurales y rutas.

Mi sitio de ruralzoom

ruralzoom.com - casas rurales y aventura

La puerta entornada

Viajes, relatos y anécdotas de una "marciana" en el extranjero

BierzoPress

Las Noticias del Bierzo

Aleon

Observatorio de Zetapolleces y Zentripolleces

A %d blogueros les gusta esto: