Feeds:
Entradas
Comentarios

Posts Tagged ‘Cantabria’

La Villa del Hombre Pez

Próximo a Santander, el pueblo de Liérganes, uno de los más bellos de España, nos atrapa con el recuerdo que a través de los siglos han dejado en sus nobles calles hombres ilustres, artistas y caminantes que han encontrado en esta villa un remanso de paz.

Los primeros datos que se tienen sobre la existencia del pueblo se remontan al año 816, en el que se alude al Monasterio de San Martín de Liérganes. Se configuró en el libro de las Merindades de Castilla en 1351, según el cual los labradores que allí habitaban escogían su propio señor y pagaban los tributos con especies.

La riqueza llegó a la villa de la mano de Juan Curtius, en 1617, artífice de las fundiciones y que estuvo al frente de la fabrica de cañones.

En 1674, nace la Leyenda del Hombre Pez, …cuando el joven Francisco de la Vega Casar, fue a nadar con unos amigos a la ría de Bilbao y desapareció, cinco años más tarde fue localizado por unos pescadores en la Bahía de Cádiz, perdida la razón ,casi el habla y con escamas por el cuerpo, tan solo repetía la palabra Liérganes.

Y rodeados de historia y leyenda comenzamos nuestro paseo  por sus calles, dejando atrás el Paseo del Hombre Pez, nos sumergiremos en un ambiente de silencio, paz y sosiego que nos cautivará, y si es la primera vez que visitamos Liérganes, tendremos la necesidad de volver, sin ninguna excusa.

Caminaremos por bellas calles que van a parar a la Plaza del Marqués de Valdecilla, veremos casas cuyas fachadas, todas de piedra, con balconadas de madera cubiertas por un bonito colorido florar, nos irán marcando sendero. Poco a poco iremos descubriendo su conjunto monumental, disfrutando de un lento paseo.

En Liérganes encontraremos importantes vestigios de un pasado que ha dejado una imborrable huella a cada paso y en los más recónditos lugares del pueblo. La Casa de los Setién que data del siglo XVI, el Puente Mayor, de la misma época, el Palacio de los Cuesta Mercadillo, construido por el gobernador de México, la iglesia parroquial de San Pedro, del siglo XVIII o la Ermita de San Sebastián y San Pantaleón situada en una colina ,son algunos de sus principales monumentos.

Y podemos terminar nuestro paseo ,visitando el Caso Viejo del pueblo, donde seguiremos recreando nuestra vista y llegado el momento nuestro estomago, porque en cualquier tasca o restaurante de la villa podremos degustar los exquisitos manjares que nos ofrece la cocina cantabra.

Nuestra visita a la villa de Liérganes, ha sido un viaje a través de la historia, de la cual vive al amparo, escrita a hierro forjado y con la sabiduría de sus maestros que han hecho posible que su legado llegue hasta nuestros días.

 

Autor: Nieves Alonso

Anuncios

Read Full Post »

La Vía Verde del Pas

Desde 1993  antiguos trazados ferroviarios en desuso están siendo acondicionados para poder ser transitados en bicicleta o caminando. Son las afamadas Vías Verdes que tanto placer ocasiona a los amantes del cicloturismo y senderismo. Una opción de tiempo libre y ocio respetuosa con el medio ambiente que nos permite conocer el patrimonio de un territorio de manera segura y cómoda.

Y es por uno de esos tramos ferroviarios  que nos vamos a deleitar en un paseo que regala un bello entorno natural y pueblos con historia que nos acerca a las costumbres de un territorio. Pongamos los pedales en marcha  y a través de la Vía Verde del Pas hagamos un recorrido por los valles pasiegos cántabros siguiendo el itinerario del anhelado ferrocarril que unía la villa de Astillero y la de Ontaneda.

La línea de vía estrecha que auspicio al ferrocarril Astillero-Ontaneda fue el sueño de los santanderinos que querían comunicarse con la meseta salvando el puerto del Escudo. Los 34 kilómetros de longitud de este ferrocarril fue la primera fase de un proyecto que no llego a culminar con éxito. Tras años de intentos por remontar el proyecto y sin grandes logros en 1976 se cerró definitivamente todo el tramo ferroviario.

Recuperado hoy día como Vía Verde el viejo ferrocarril será el hilo conductor de nuestro paseo en bicicleta. Un paseo accesible, no tiene grandes dificultades y seguro, ya que el acceso al tráfico de automóviles está restringido. Para realizar este paseo tan solo necesitamos una bicicleta y un componente elevado de ilusión y sosiego.

Si el viajero no dispone de bicicleta propia la puede adquirir mediante alquiler en el parking principal del Parque de la Naturaleza de Cabárceno. Aquí encontrará bicicletas para adultos, para niños e incluso bicicletas adaptadas con sillas para bebes. Así, el paseo se transformar en un tiempo de ocio compartido por toda la familia a la vez que didáctico para los niños.

Con las bicicletas a punto comenzamos a pedalear por el primer tramo del recorrido que discurre entre las localidades de Ontaneda y San Vicente. El circuito de Ontaneda es un bucle cerrado que se inicia frente a la que fue la antigua estación de ferrocarril de la villa, convertida hoy en oficina de turismo.

Tras una corta travesía por el centro de la localidad empezamos a prestar atención a las señalizaciones que indican la dirección de un tramo exclusivo para usuarios no motorizados. Pedaleando con tranquilidad y sin gran esfuerzo llegamos a San Vicente de Toranzo donde antes de volver sobre nuestras pedaladas al punto de inicio nos podemos recrear con un paseo por sus calles.

Con el precalentamiento realizado en el circuito, iniciamos camino por el antiguo trazado del ferrocarril en dirección Santander. Inmersos en la Vía Verde y con la tranquilidad del viajero desocupado, estamos preparados para ir descubriendo los detalles del camino. Lo primero que llama la atención es un puente reconstruido de hierro que se alza sobre el río Pas (Lugar de Interés Comunitario, LIC) que puede ser atravesado por peatones y vehículos ligeros.

Cruzamos el puente y proseguimos con el pedaleo llevando al Pas como compañero hasta llegar al apeadero de San Martín. Continuamos el itinerario bordeando la ladera del valle impregnándonos de los colores y olores del paisaje cántabro. El camino en declive nos conduce al bonito pueblo de Santiurde, capital del municipio.

La Vía nos lleva hasta un antiguo acueducto utilizado para la conducción de aguas. Seguimos ruta para alcanzar la localidad de Penilla, en este tramo abandonamos durante unos metros la Vía Verde y entramos en una carretera que aunque poco transitada debemos extremar la precaución.

Una vez atravesamos la Penilla el camino nos conduce por la orilla del río. Este es un momento en el que podemos hacer un alto para admirar el paisaje, recuperar fuerzas y que los más pequeños puedan campear a sus anchas y jugar en el viejo lavadero que ha sido acondicionado.

Con 12 kilómetros de recorrido a nuestras espaldas llegamos a la estación de Puente Viesgo. Un bonito edificio en su día transitado por viajeros que esperaban la llegada del tren a la hora que anunciaba el reloj del andén que aún se conserva. Hoy este lugar es visitado por viajeros que quieren descubrir el Museo de la Prehistoria que cobija sus paredes.

Toda la familia en marcha y con las bicicletas, como amigas más que compañeras, y tras pasar la localidad de Pomaluengo, el viajero creerá que va mal encaminado ya que recalamos en La Penilla. Pero no se trata de un error de ruta, sino que el nombre de la localidad se repite por lo que la convierte en original.

Aquí, la vieja vía férrea camina junto a una zona arbolada en compañía de río Pisuerga, este tramo resulta muy agradable y relajante, tomamos con calma la senda hasta llegar a La Encina, no sin antes deleitarnos antes el antiguo molino Torrentero ó de La Campanilla.

Llegamos a la localidad de Sarón, próxima al final del recorrido, y abandonamos el valle del Pisuerga para dirigirnos a la zona norte siguiendo las indicaciones que conducen a Obrégón, Santander o Cabárceno. Este tramo debe realizarse con extrema precaución, pues, se abandona momentáneamente la Vía Verde para circular por una carretera que abandonaremos tras llegar junto al desvío de Obregón.

Atravesamos la localidad de Obregón y pedaleamos ya en este último tramo junto al Parque Natural de Cabárceno, en las proximidades de la casilla de información se inicia un nuevo tramo de Vía Verde la que une Astillero con Obregón. Este trayecto es un corto recorrido de 6,3 kilómetros que se realiza por una senda que desciende hacia la mar, reservada a ciclistas y paseantes.

Este tramo verde está tapizado por frondosos árboles y pastos. Además, el cansado viajero encuentra fuentes donde calmar la sed, bancos para reposar, mesas para las viandas y todas las indicaciones señalizadas propias de las Vías Verdes. Esta ruta finaliza en la ría de Solla, en la bahía de Santander, donde un veterano puente metálico del ferrocarril atraviesa el paraje hasta llegar a Astillero.

Como pueden comprobar este viaje en bicicleta es accesible a todos los gustos, para los más intrépidos el recorrido completo unos 34 kilómetros, si los niños no aguantan la marcha encontramos lugares de recreo o realizamos un recorrido más corto, como el último tramo Astillero-Obregón, y si la prisa no es nuestra compañera le dedicamos unos días para relajarnos entre la naturaleza practicando una hermosa manera de hacer turismo…”El Cicloturismo”.

Autor: Nieves Alonso

Read Full Post »

Una de las zonas más pintoresca y singulares de Cantabria, donde se ha conservado una forma de vida y una cultura popular de gran interés, es el valle del Pas. El río que da nombre a la  Comarca, nace en las abruptas montañas pasiegas, que son sin duda las que han condicionado el aislamiento de sus habitantes, los pasiegos, un colectivo con identidad propia, adaptado a un clima extremadamente húmedo, el más lluvioso de Cantabria.

Desde el siglo XIX, los pasiegos se dedicaron a actividades peculiares, contrabandistas, nodrizas reales, heladeros ambulantes, pero la más característica de estos habitantes de las montañas, es la relacionada con el ganado, una peculiar forma de trashumancia, La Muda. Dando lugar a que toda la familia se desplace permanentemente con todos sus enseres y ganado de cabaña en cabaña.

La cabaña pasiega esta adaptada a la función de vivienda y establo temporal. Se caracteriza por la cubierta de lastras de piedra oscura y un prado cercado. La planta es rectangular, ubicando a los animales en la parte inferior y el pajar y la habitación en la parte superior. Las más antiguas datan del siglo XVIII. Se pueden encontrar miles de ellas por los montes, al tener cada familia una media de 5 ó 6 de estas cabañas.

La singularidad pasiega también se manifiesta en los útiles de trabajo como el cuevano, gran cesto que se carga a la espalda y que se utiliza para casi todo, desde acarrear leña hasta llevar la compra o a los niños; las basnas; los picachos; los cajones de estercolar o el palancu con el cual se practica el salto pasiego, una modalidad deportiva autóctona que todavía se lleva a cabo en algunos festejos.

En el recorrido que vamos ha realizar por esta comarca encontraremos una gran variedad de actividades turística, pero destacaremos una de ellas, para los amantes de la pesca, ya que en los afamados cotos del río Pas podrán practicar la pesca del salmón, pues este río es uno de los de mayor riqueza piscícola de España.

En nuestro viaje vamos a recorrer las tres villas pasiegas que conforman el núcleo de la comarca: Vega de Pas, San Pedro del Romeral y San Roque de Riomiera. Las dos primeras se sitúan en el Valle del Pas y la tercera en el vecino valle del río Miera.

Comenzaremos nuestra visita en la localidad de Vega de Pas, a donde llegaremos desde Selaya, por el puerto de la Braguía, por un camino serpenteado y con numerosos recodos, que nos permite disfrutar de un hermoso paisaje de verdes prados salpicado por ciento de cabañas. Ya en  la capital  pasiega nos dirigiremos a la plaza, núcleo central del pueblo.

Esta plaza es una de las más pintorescas de Cantabria, nos llamará la atención las casas que se amontonan unas junto a otras, conjugando las cabañas típicas con la arquitectura moderna. Antiguamente se celebraba un tradicional mercadillo, hoy encontraremos numerosas tiendas con productos típicos de elaboración artesanal.

En la misma plaza se ubica la bonita iglesia de Nuestra Señora de la Vega, del siglo XVIII, la crucería es de estilo gótico y en la espadaña observaremos un peculiar reloj. En su interior se conserva la hermosa imagen de la Virgen de la Vega. Al final de la plaza, encontramos un busto conmemorativo que recuerda al insigne hijo de la villa, Don Enrique Diego Madrazo benefactor de su tierra.

Y no podemos marchar de la Villa sin visitar el Museo Etnográfico, que nos muestra la historia y costumbre de este antiquísimo pueblo, en su interior se conservan trajes típicos, herramientas de trabajo utilizadas durante siglos  o fotografías todo un lujo que no debemos perdernos.

Próximo a Vega de Pas y a 65 kilómetros de Santander, se encuentra nuestro siguiente destino, el municipio de San Pedro del Romera .Esta hermosa villa,  conserva gran parte de sus costumbres dado su aislamiento. En la plaza del pueblo nos llamará la atención un letrero, “La casa de todos los pasiegos”, se trata del ayuntamiento que forma un bonito conjunto con una bella iglesia del siglo XVIII, la de San Pedro del Romeral que conserva una imponente torre.

También de la misma época es la Ermita del Rosario, en el barrio de Bustiyerro, un buen ejemplo de arquitectura popular de los montes del Pas. Muy cerca visitaremos un curioso humilladero donde se encuentra una imagen de la Virgen. El resto de los barrios que componen el municipio están formados por grupos de cabañas más o menos dispersas que decoran los verdes prados de estos montes pasiegos.

Por último nos dirigimos a San Roque de Riomiera, en la comarca de Miera, pese a lo agreste de su relieve, este municipio se comunica con Burgos por el puerto de Lunada, con Liérganes y Selaya y es la entrada obligatoria a Calseca. Comenzaremos la visita por el Barrio de la Pedrosa, donde visitaremos la iglesia parroquial de San Roque, del siglo XVI I, uno de lo pocos ejemplos de arquitectura religiosa del municipio.

En el barrio de Merilla se ubica la ermita de Nuestra Señora de los Dolores, de construcción rústica, con tejado hecho de lastras, como las cabañas. Nos llamará la atención sus grandes dimensiones y su potente espadaña. El lugar donde está enclavada no puede ser más bello, un paraje formado por el río y los prados.

Este maravilloso viaje nos permitirá disfrutar de otra de las joyas de estas montañas pasiegas, su gastronomía, las carnes de vacuno, el guiso de cabrito o las alubias estofadas nos aportaran las calorías suficientes para continuar camino, sin olvidar los productos de la huerta y los deliciosos quesos, como el queso fresco de Vega de Pas y los quesucos de nata pasiega, todos ellos elaborados con leche de vaca.

Y para endulzar el regreso nada mejor que una buena provisión del dulce típico, los sobaos pasiegos, elaborados con auténtica mantequilla pasiega.

Este viaje a Cantabria nos ha permitido conocer la historia y  costumbres arraigadas de una de las zonas quizás más desconocida de esta tierra, las montañas pasiegas, tierra llena de mitos y leyendas fantástica, donde aparecen hadas, brujas seres malignos, genios o seres traviesos. Uno de estos personajes es el Duende de los Extravíos:

Pequeño duendecillo que siempre va deprisa, cuesta arriba y cuesta abajo, calzado con corizas de piel amarilla o con zapatones de madera de fresno y suela de piedra. Porta una honda y un catalejo con el que ve las cosas más lejanas y con el que ayuda a las personas buenas a encontrar los objetos perdidos, pero no socorre a quien tenga mala intención burlándose de estos desde su escondite en la espesura….

Si les parece una fantasía, recurran a él quizás reciban una grata sorpresa.

Autor: Nieves Alonso

Read Full Post »

Paisaje cultural del vino

Candidatura para Patrimonio Mundial del Paisaje Cultural del Vino y el Viñedo de Rioja y Rioja Alavesa

Noticias de Aviación y Turismo

El Blog de Agata Liñero

Eternity

Noticias desde otra perspectiva

la recacha

Una recacha es un sitio donde uno se siente a gusto, protegido. Un entorno adecuado para reflexionar sobre la vida...

Veinte mil leguas

Una bitácora de mis viajes, compartir experiencias y recomendaciones

Planeta Tour

Amantes del arte de viajar

Javier Jiménez Sanz

Fotógrafo, Operador de cámara y Editor

Turismo y Ciudades

dónde dormir, qué ver, cómo divertirse y otras curiosidades

Turismo, Actividades y Eventos 2.0

el #1 blog de turismo: todo lo que quieres saber sobre viajes, actividades y eventos

lapappelera

A great WordPress.com site

Myestancia

ALOJAMIENTOS PARA NO OLVIDAR

La aprendiz de Community Manager

Aprendiendo y compartiendo una nueva profesión.

Mamá quiero ser turista

¿Quién no ha querido ser turista alguna vez? Reconoce que a tí también te gusta. ¡Este es tu blog!

Estampas de México.

“Un fotógrafo tiene que ser auténtico y en su obra, debe expresar emociones, provocar reacciones y despertar pasiones.” ~ Javier García-Moreno E.

VIAJES TEN MAR

Agencia y Asesores de Viajes

Blog de Turismo Rural

Turismo Rural. Casas Rurales, Apartamentos Rurales, Hoteles Rurales y rutas.

Mi sitio de ruralzoom

ruralzoom.com - casas rurales y aventura

La puerta entornada

Viajes, relatos y anécdotas de una "marciana" en el extranjero

BierzoPress

Las Noticias del Bierzo

A %d blogueros les gusta esto: