Feeds:
Entradas
Comentarios

Posts Tagged ‘Castilla y León’

Salamanca

Vista de la ciudad de Salamanca (España)

No hace mucho tiempo que la ciudad de Salamanca es Patrimonio de la Humanidad y aún menos Capital Europea de la Cultura. Lugar barroco, con olor a incienso y frituras en las calles, de silencios medievales y alegrías estudiantiles, donde las piedras lloran en los días de lluvia, bien vale la pena detenerse en ella.

Pero el desocupado viajero, maravillado ante tanta maravilla, las más de las veces olvida viajar extramuros. Y hace mal, en Salamanca provincia, al curioso y al andarín, le espera dormida en los siglos la Ruta de los Conjuntos Históricos. Próximo a Cáceres, muy al sur, no más allá de los noventa kilómetros, en un pañuelo donde se seca el sudor la historia, está el mayor de estos conjuntos.

La Alberca es moza galana de rara belleza, de hechura combinada en mortero, madera y piedra, es destino de pintores de todas las épocas y estilos. Hasta el último de sus rincones ha sido retratado infinitamente en delicadas acuarelas o en óleos mayestáticos.

La Alberca

La Alberca

Tal es la belleza que imprime la luz a sus vetustas casas. Su Plaza Mayor, porticada, para muchos compite en mérito con la mismísima de Salamanca. Para el amante de la etnografía es buen refugio el Museo Albercano.

Vecinos a La Alberca están San Martín del Castañar y Mogarraz. El primero está subido a una peña que domina el río Francia. Allí han morado los hijos de mil y una civilizaciones; los romanos, entre otros muchos. Y en San Martín del Castañar encontramos por primera vez la combinación que caracteriza a la Ruta de los Conjuntos Históricos de la provincia de Salamanca: sus iglesias y castillos.

En las almenas y adarves de la fortaleza de San Martín aún resuenan para quien tenga buen oído los ruidos broncos de las batallas, la defensa de la fe propia, la contumacia para no ceder murallas y torres que muchos consideraron propias.

San Martín de Castañar

San Martín de Castañar

Mogarraz poco o nada tiene que envidiar a sus pueblos vecinos. Aquí asombra su arquitectura, como si de una judería se tratara. Inscripciones y blasones de glorias pasadas adornan callejuelas y pasadizos de su casco urbano.

De su sabia y estudiada estrechez arquitectónica. No es cosa grave despistarse por las calles de Mogarraz para toparse de nuevo con el mismo sitio; es más, es aconsejable perderse. En el día o en la noche, pues la tranquilidad del deambular obliga a exquisitos matices.

Mogarraz. Ermita del Humilladero.

Mogarraz. Ermita del Humilladero

Siguiendo ruta se llega a Sequeros, la atalaya de las Sierras de Francia y Béjar. Es el impacto del contraste si venimos de Mogarraz. Aquí es la expansión del espíritu, el mirar a lo infinito con el poso de lo recóndito. Mirando la serranía, siempre.

Sequeros

Sequeros

Sintiendo el aire límpido de la libertad que ofrece generosamente el paisaje agreste en la naturaleza. La arquitectura de Mogarraz, tampoco está a falta de méritos. Balcones de madera adosados a fachadas de mortero y piedra y, por último, el Santuario del Robledo.

Pero la Sierra salmantina de antiguo tuvo sus señores, los Condes de Miranda. Y la casa solariega de los dueños del condado, cómo no, hubo de ser castillo: el castillo de Miranda del Castañar. Lugar medieval donde los haya, Miranda del Castañar es mezcla de arquitectura serrana con torres y murallas del medievo con trazos gruesos de judería.

Miranda del Castañar

Miranda del Castañar

Mirando a la torre del homenaje de la fortificación condal está el campanario de la iglesia. No se sabe bien si como complemento de la primera, en esta tierra de templos y castillos, o para recordar al visitante lo perecedero de las obras humanas. Lugar fútil ahora y yo inmortal, parece decir la torre religiosa a la militar.

La villa ducal de Béjar es también plaza amurallada con su castillo. Domina la Sierra que le da nombre. Encaramada también en peña consiguió universal fama como ciudad industriosa cuna de maestros textiles. Su afamada Plaza Mayor fue lugar de cita para artesanos y compradores, en el trueque de mercaderías.

Así, de los telares de Béjar salieron los paños que vistieron y arroparon a unos y otros sin distinción. No debe olvidarse el explorador de la Sierra, al atardecer, visitar el Jardín Renacentista de Béjar.

Jardín romántico de Bejar

Jardín romántico de Bejar

Y ya por terminar la Ruta de los Conjuntos Históricos en el sur de Salamanca quedan Candelario y Montemayor del Río. El discurrir del agua por fuentes y regateras definen a la primera de las Villas como uno de los conjuntos más singulares de la zona.

Villa de Candelario

Villa de Candelario

Al llegar a la siguiente, nos recibe una atalaya dominada por la figura del castillo que defiende el transito por la Calzada Romana y la Cañada Real de la Plata, la fortaleza no es más que uno de los atractivos de gran belleza que nos remontará al pasado, del cual nos sentiremos más cerca al finalizar nuestro viaje.

Fortaleza Montemayor del Rio

Fortaleza Montemayor del Rio

“Salamanca que enhechiza la voluntad de volver a ella a todos los que de la apacibilidad de su vivienda han gustado” . Miguel de Cervantes.

 Autor: N/A

Anuncios

Read Full Post »

Bosque de Hormas. Sierra de Riaño

Bosque de Hormas. Sierra de Riaño

Los momentos más vistosos del bosque caduco inician su fugaz fiesta de tinturas tras las primeras lluvias de otoño, pero su culminación queda patente para las miradas curiosas de los excursionistas, entre octubre y noviembre.

Hayedos, robledales, castañares, abedulares, fresnedas, choperas y toda la pléyade de árboles y arbolillos caducifolios que salpican los montes maduran sus frutos, mientras su hoja caediza se dora.

Entre estos parajes os recomiendo el bosque de Hormas en León. Una masa mestiza de hayas y robles albares prácticamente inalterada por la mano humana, de altísimo valor ecológico.

Situado en la sierra de Riaño, en el interior del Parque Regional de los Picos de Europa, entre los términos de Riaño y Boca de Huérfano, el monte de Hormas es conocido como zona de refugio invernal del oso pardo, y también por albergar varios contaderos de urogallo.

Sierra de Riaño en otoño

Sierra de Riaño en otoño

El bosque está formado por una masa de robles de gran porte; en sus cotas menores aparecen mezclados acebos, avellanos, arándanos y genistas.

El abandono de la tradición ganadera ha dado por perdidos los pocos caminos que lo recorren, pero aún es posible patear estos montes por las veredas que remontan sus arroyos. El arroyo Remuela deja penetrar hasta sus zonas más altas y las veredas que parten de la aldea de Escaro hacia el este también sirven para internarse en este fantástico bosque.

Otro de estos entornos otoñales privilegiados es el Valle de Ambroz, en la provincia de Cáceres. Situados entre la recuperada comarca de Las Hurdes y los vergeles del valle del Jerte, se abre de norte a sur un pasillo fluvial que recuerda más a las tierras gallegas que a las extremeñas, al amparo de las humedades del río Ambroz.

Valle de Ambroz

Valle de Ambroz

 La orientación sureña de los montes, la suavidad de su clima y un índice de precipitaciones bastante elevado han convertido la vega del Ambroz y las laderas de sus montes en tupidos bosques de castaños y robles.

Uno de los conjuntos forestales más emblemáticos es el bosque de castaños de Hervás, también conocido como castañar de los Gallegos, en las inmediaciones de la carretera de Cabezuela del Valle.

Bosque de castaños

Bosque de castaños

La subida al alto del puerto de Honduras, que domina todo el valle, da una visión de la hermosura de estos bosques y prados que recuerdan los paisajes norteños de la España húmeda.

Puerto de Honduras

Panorámica desde el Puerto de Honduras

La Vía de la Plata Romana, que a través de la fertilidad del río Ambroz, comunica la capital extremeña, Mérida, con la Astorga leonesa, ha sido empleada por infinidad de viajeros, cuyos últimos representantes han sido hasta hace muy poco tiempo los pastores trashumantes.

Este sugestivo viaje otoñal nos permitirá conocer los cambios de la naturaleza en esta estación, que regala todo un lujo de colores, olores y sensaciones que perdurarán en nuestra mente hasta la próxima escapada. Deseo que lo disfruten.

Autor: N/A

Read Full Post »

Un paisaje dibujado por las aguas

Al oeste de las provincias de Zamora y Salamanca, coincidiendo con el tramo del Duero que sirve de frontera natural entre España y Portugal, se abre el impresionante conjunto rocoso de “Las Arribes”, 170.000 hectáreas de Parque Natural definidas por el abrupto paisaje que el gran río modela al sestear entre murallas de granito.

Considerado como Zona de Especial Protección para las aves, Las Arribes del Duero representan uno de los escenarios rocosos más espectaculares de toda la comunidad castellano-leonesa; una maravilla natural que se prolonga a lo largo de más de cien kilómetros con enormes farallones de piedra, saltos de agua, desniveles de vértigo que pueden alcanzar hasta los doscientos metros y profundos cañones.

Y siempre omnipresentes las oscuras aguas del Duero, presidiendo el fondo de este sobrecogedor escenario. Aguas a veces encajonadas y otras abiertas y navegables, como sucede en las inmediaciones del monasterio de La Verde o en Vilvestre.

Las peculiares características topográficas de Las Arribes favorecen el crecimiento de una más que interesante flora con especies bien diferenciadas. Así en el microclima que se produce en el fondo de los barrancos, alimentadas por las aguas del Duero y los muchos arroyos que a él tributan, crecen formaciones de almez y hojaranzo, mientras que en las alturas estas especies desaparecen para dejar paso a otras más propias del clima mesetario como la encina, el alcornoque, enebro, jaras, espliegos y genistas.

Respecto a la fauna, las aves se llevan la palma. Y no es de extrañar que así sea, pues las impresionantes paredes entre las que se encajona el río Duero sirven de inigualable cobijo a muchas especies aladas. La más representativa a juzgar por el gran número de ejemplares que aquí han encontrado refugio, es quizás la esquiva cigüeña negra.

Según los últimos censos ornitológicos realizados en el Parque, las repisas y covachas de Las Arribes albergan más de un 10% de toda la población ibérica de esta especie, que convive aquí con una interesante comunidad de rapaces compuesta por buitre leonado, alimoche, águila real, halcón peregrino y águila perdicera.

A ras de suelo pulula la ranita de San Juan con su monótono canto nocturno que anuncia siempre la llegada de la primavera. La acompañan el sapo corredor y el tritón jaspeado, que junto con una gran variedad de peces se empeñan en no terminar sus días convertidas en alimento de sus enemigos naturales: el cormorán, la garza real, el martín pescador o la nutria.

Y si los atractivos naturales de la zona son muchos y variados, no lo son menos los gastronómicos, sobre todo para el amante de las buenas carnes cocinadas sin artificio alguno, siguiendo el estilo más tradicional. El cabrito, el lechazo o la ternera, bien a la brasa o en sabrosos guisos, componen el plato fuerte de los fogones de Las Arribes, todas ellas acompañadas siempre, como no podía ser de otro modo, por los excelentes caldos de la Ribera del Duero.

Autor: Nieves Alonso

 


Read Full Post »

Noticias de Aviación y Turismo

El Blog de Agata Liñero

Eternity

Noticias desde otra perspectiva

la recacha

Una recacha es un sitio donde uno se siente a gusto, protegido. Un entorno adecuado para reflexionar sobre la vida...

Veinte mil leguas

Una bitácora de mis viajes, compartir experiencias y recomendaciones

Planeta Tour

Un blog para los que aman el arte de viajar

Javier Jiménez Sanz

Fotógrafo, Operador de cámara y Editor

Turismo y Ciudades

dónde dormir, qué ver, cómo divertirse y otras curiosidades

Turismo, Actividades y Eventos 2.0

el #1 blog de turismo: todo lo que quieres saber sobre viajes, actividades y eventos

lapappelera

A great WordPress.com site

Myestancia

ALOJAMIENTOS PARA NO OLVIDAR

La aprendiz de Community Manager

Aprendiendo y compartiendo una nueva profesión.

Mamá quiero ser turista

¿Quién no ha querido ser turista alguna vez? Reconoce que a tí también te gusta. ¡Este es tu blog!

Javier García-Moreno E. - Estampas de México.

“Un fotógrafo tiene que ser auténtico y en su obra, debe expresar emociones, provocar reacciones y despertar pasiones.” ~ Javier García-Moreno E.

VIAJES TEN MAR

Agencia y Asesores de Viajes

Villaró del Bosc

Hotel rural amb encant al Solsonès

Blog de Turismo Rural

Turismo Rural. Casas Rurales, Apartamentos Rurales, Hoteles Rurales y rutas.

Mi sitio de ruralzoom

ruralzoom.com - casas rurales y aventura

La puerta entornada

Viajes, relatos y anécdotas de una "marciana" en el extranjero

BierzoPress

Las Noticias del Bierzo

Aleon

Observatorio de Zetapolleces y Zentripolleces

A %d blogueros les gusta esto: