Feeds:
Entradas
Comentarios

Posts Tagged ‘playas’

El paraíso de los espíritus libres

En el corazón de Almería, descolgando sus casas desde la montaña donde se ubica, se alza Mojácar, única por su esplendor y belleza. Vigía de las adormecidas aguas mediterráneas y guardiana del espíritu nostálgico de sus moradores, muchos de ellos llegados en la década de los cincuenta durante la repoblación de la villa.

Y es en los míticos años sesenta cuando Mojácar resurge cual “Ave Fénix” de sus propias cenizas. Mucho tuvo que ver su entusiasta alcalde que tomó la iniciativa de regalar parcelas a todo aquél que decidiera establecerse en la localidad.

Pronto pintores, músicos, escritores, intelectuales y artistas de todos los ámbitos y países recalaron en la Villa e iniciaron una convivencia con los mojaqueros de nacimiento, que aún hoy se puede percibir. Mojácar se convirtió en el paraíso de los espíritus libres, un referente a nivel internacional.

Indalo

Indalo

Al igual que el símbolo mágico que identifica a la localidad, “El Indalo”, un amuleto prehistórico portador de la buena suerte y ahuyentador de los malos espíritus. Este muñeco mojaquero, como también es conocido, es una primitiva pintura rupestre donde un hombre sujeta un arco por los extremos con los brazos extendidos por encima de la cabeza.

Pasear por el pueblo es todo un deleite. Sus calles empinadas se abren paso entre la arquitectura medieval que las adorna. Subir al Mirador de la Plaza Nueva nos permitirá disfrutar de unas esplendidas vistas del Valle de las Pirámides además de contemplar plácidamente la Ermita de los Dolores, originaria del siglo XVIII.

Vista desde el Mirador del Castillo

Vista desde el Mirador del Castillo

Desde la Plaza con el ánimo resuelto, podemos emprender camino hacia la zona más elevada de la ciudad, el Mirador del Castillo, el viajero entrará en un mundo de sensaciones ante la majestuosa panorámica de la costa mojaquera.

Proseguimos el paseo descendiendo pausadamente por calles y callejuelas hasta llegar a la iglesia de Santa María, fechada en 1560. Ante ella se alza hierática y orgullosa la estatua a La Mojaquera, tallada en mármol blanco con el traje típico y portando una cantara de agua sobre la cabeza.

La Mojaquera

La Mojaquera

Continuamos el paseo, siempre deteniéndonos en los múltiples detalles que adornan las calles, las encaladas casas con balcones floridos o simplemente observando el lento discurrir de las gentes, hasta llegar a la Plaza del Ayuntamiento, cuyo mobiliario principal es un centenario árbol traído de las Américas por un emigrante.

Adentrada la mañana la villa se torna con nuevos colores, olores y sabores, notas del quehacer de sus gentes. Ahora ponemos rumbo a la puerta de la ciudad, nombrada por los árabes como reza en la inscripción, Almedina. El arco de medio punto cobija el escudo de la ciudad, el águila bicéfala de la casa de los Austrias.

Puerta de la ciudad (Almedina)

Puerta de la ciudad (Almedina)

Y junto al arco se ubica la Casa del Torreón, antiguo aposento del cobro de los impuestos de puerta originaria del siglo XVIII, hoy convertida en una coqueta pensión.

Tomamos un respiro sentándonos bajo el arco y observando el deambular de algunos vecinos por la empinada calle, antiguo acceso a Mojácar.

Barrio del Arrabal

Barrio del Arrabal

Con el espíritu del viajero desocupado nos dirigimos hacía el Arrabal, antiguo barrio judío, donde sus serpenteantes calles nos introducen en un laberinto que hace retroceder el tiempo hasta la época en que habitó el lugar la colonia judía. Este es el único lugar de Mojácar desde donde no se divisa la mar.

Otro símbolo de Mojácar, mencionado ya en algunos textos árabes, es la Fuente de los doce Caños, de la que mana una riquísima agua que no pasa desapercibida para los habitantes o viajeros que no dudan en guardar fila para recogerla en envases y llevarla a casa.

Estas aguas no solo han servido para calmar la sed de los mojaqueros, también han regado los huertos y han sido imprescindibles para las lavanderas, que para no contaminar el agua del regadío lavaban de adentro a fuera con los pies dentro del agua.

Fuente de los doce caños

Fuente de los doce caños

Y si un paseo por la Villa cautiva al experto viajero, la magia de Mojácar culmina con las insólitas playas de aguas cálidas y paisajes sorprendentes que atrapan al visitante en un hechizo permanente.

Las playas del Cantal, Lance Nuevo, Las Ventanitas o la playa del Lobo, que debe su nombre a una casa construida en los años 60 por un famoso pianista que la bautizó con ese nombre, son las de mejor acceso para poderlas disfrutar.

Pero si lo que se desea es admirar un paisaje único y playas vírgenes, ponemos rumbo a poniente, hacía las playas protegidas de Mojácar. En está bellísima zona se dibuja un paisaje que alterna la roca volcánica y la arena. Estas playas están protegidas y el visitante a de ser respetuosos con el entorno.

Playa de Mojácar

Playa de Mojácar

Llegada la noche y el merecido descanso del andarín viajero, es momento de recrearse saboreando alguna de las delicias de la gastronomía mojaquera, de una clara influencia árabe. Platos típicos como la crema mojaquera, los gurullos, las tarbinas o el ajo blanco y el colorao conformarán los paladares más exigentes.

GurullosSin olvidar los exquisitos productos del mar, de la huerta o las excelencias de la caza. Toda una gama de sabores que configuran la cocina mojaquera.

Autor: Nieves Alonso

 

Anuncios

Read Full Post »

Es difícil transmitir la belleza incomparable de una isla, con playas de aguas cristalinas, donde es tangible la  tranquilidad, se respira el olor a mar y se escucha el sonido de las gaviotas en un marco de naturaleza mediterránea, si no es agudizando el sentido de la vista.

Formentera es una isla relativamente plana, dividida en dos mesetas de escasa elevación, Babaria al oeste y la Mola al este, conectadas por un estrecho lago. Al norte encontraremos lagunas litorales, bahías y algunas antiguas salinas. Una carretera principal nos llevará a los dos puntos más distantes de la isla, el puerto de la Savina y el faro de La Mola.

En las antiguas salinas, que se explotaron hasta hace pocos años, encontramos un espacio rodeado de playas, como Ses Illetes y Llevant, y unos sistemas dunares con extensas medidas de protección. Las barcas de pesca junto al mar, aportan un elemento estético y son el vestigio de la que fue hasta hace poco una actividad económica fundamental.

En nuestro recorrido por la isla, llamará la atención la escasez de edificios históricos, lo que nos indica que Formentera lleva relativamente poco tiempo poblada, aunque deberíamos decir repoblada, ya que por otro lado encontramos edificios milenarios.

Durante los tiempos de piratería en el Mediterráneo, Formentera era un sitio expuesto y desprotegido, sus habitantes solo tenían una salida, la huida, tanto es así que llegó a convertirse en una isla fantasma, ya que estuvo durante tres siglos deshabitada. En el siglo XVIII se repobló, y llegó a contar con unos cuatrocientos habitantes, cifra que ha ido aumentado paulatinamente, hasta llegar a unos dos mil habitantes en la actualidad.

La joya histórica de la isla, es una minúscula capilla en Sant Francesc Xavier llamada Sa Tanca Vella, que data del siglo XIII, aunque la visita al sepulcro megalítico Ca Na Costa, el hallazgo arqueológico más importante de la isla, nos dará constancia de la presencia del hombre en el siglo XVI antes de Cristo, también encontraremos restos de poblados megalíticos en la zona de Babaria.

Nos situamos en un territorio en donde las bicicletas, el excursionismo, las playas que siempre quedan a pocos pasos, son placeres que no contaminan ni el medio ambiente y ni la mente siendo disfrutes cotidianos. La bicicleta puede ser el único medio de transporte durante nuestra estancia en la isla, para fomentar este turismo respetuoso con el medio ambiente, las autoridades han creado una Red de Circuitos Verdes.

Esta Red, ofrece diez excursiones en bicicleta y nueve a pie, junto con folletos informativos y señalizaciones en los caminos. Una de las rutas más atractivas que podemos realizar, tanto por su belleza paisajística como por su valor histórico, es el Camino Romano, desde el que podremos contemplar unas vistas espectaculares de la isla y su entorno.

Otra de las curiosidades que ofrece Formentera son las higueras, autenticas sombrillas naturales. Estas higueras, que existen en todo el Mediterráneo, son famosas en la isla porque los payeses sostienen tradicionalmente sus ramas con unos palos llamados estalons, consiguiendo unas esculturas naturales de gran belleza y utilidad. Un solo árbol puede dar sombra a todo un rebaño de ovejas y la cosecha de higos se hace más fácil.

Y como colofón nos adentramos en la cultura gastronómica tradicional, de esta singular isla. Los excelentes pescados, elaborados de distintas formas, los deliciosos quesos de cabra, que los isleños toman con miel e higos o el pan elaborado de forma tradicional en las casa, serán algunas de las exquisiteces que disfrutaremos en este pequeño paraíso.

Autor: Nieves Alonso

Read Full Post »

Un paseo por la villa pixueta

La falta de prisa ha de ser la aguja para navegantes de quien realice este paseo. Solaz por calles empinadas, encantadoras plazas y miradores. Aquí se adormecen las penas y se alimenta el alma. Hermosos edificios y casas que se descuelgan de la montaña. Esto es lo que encontramos en esta porción de tierra de la Asturias centro-occidental que abraza a la mar, compañera inseparable.

Comienza un nuevo día en Cudillero. Las gentes van a sus quehaceres por calles olorosas perfumadas por la mar. Es buen momento para acercase al puerto, caminar hacia el faro y desde el mirador de la Estrecha, uno de los siete que guarda la villa, recrearnos con las bellas vistas que nos ofrece antes de tomar la primera comida del día en algún lugar de la Plaza de la Marina, sitio en el que me detendré más adelante.

Tranquilizado el estómago, sereno y resuelto el ánimo, debe emprenderse camino y tomar la derrota de los barrios de la villa dejándose llevar por el instinto. El de Cimadevilla o el nostálgico de la Garita, donde se sitúa otro mirador, nos irán adentrando en la esencia pixueta. No perdamos oportunidad de parar y departir con las gentes, siempre dispuestas a ello.

Perdiéndonos por las calles y en ascensión continua llegamos al barrio del Contorno. Nuevamente dos miradores, el del Baluarte y El Contorno, nos ofrecen deliciosas vistas

Va entrando la mañana. Los colores se hacen más intensos. Ahora nos topamos con la casa del adorado patrón de los pixuetos, la iglesia de San Pedro. De origen gótico, restaurada en más de una ocasión, no ha perdido un ápice de belleza.

No se queda huérfana en este lugar la sorpresa y maravilla. En la cima encontramos el edificio más antiguo de Cudillero, la Capilla del Humilladero. El interior cobija un hermoso Cristo que en tiempos fue testigo de juicios y última compañía de los condenados a muerte.

El día esta avanzado. El descenso es cómodo por las callejuelas vestidas de gentes que siguen con su trajín diario. Sin prisa, disfrutando del grato paseo que nos lleva a la plaza de San Pedro, lugar donde se ubica un emblemático edificio, el Ayuntamiento. Originario del siglo XIX, se alza donde fue residencia de la familia Omaña. Aquí de nuevo nos recreamos con hermosas vista desde el mirador del Palacio.

Puesta de sol junto a la mar

Entra la tarde, es un buen momento para recrearnos y seguir el trazado de la costa de Cudillero. El azul de la mar será nuestro guía, mostrándonos los parajes más bellos y singulares de esta costa bañada por aguas del Cantábrico. Si el tiempo acompaña sumergirse en estas aguas es todo un placer, si las vuelve bravas es todo un espectáculo. En todo caso, presenciar como el sol se sumerge en ellas, es un acontecimiento inolvidable.

Uno de los lugares donde la fuerza de la naturaleza se hace sentir en días que la mar protesta, es el Cabo Vidio. La tierra roba terreno a la mar y se eleva ante ella. Desde una altura de casi cien metros la visión es impresionante. Nos sentiremos dueños por unos momentos de todo aquello que contemplamos, desde el cabo de Peñas al este hasta el de Busto en el oeste.

Cualquier playa de Cudillero tiene una belleza particular. En la de la Concha de Arteo las piedras sustituyen la  arena y tiene un aire agreste. La de San Pedro, una de las más visitadas, está ubicada en la desembocadura del río Esqueiro. Además de la de Albuerne y los Negros, entre acantilados, o la de la Vallina.

Pero si tuviera que elegir una sin duda sería la del “Silencio”. Su nombre lo dice todo. Elevadas rocas protegen a esa pequeña porción de mar que se arrima a la tierra, descansada, apacible, cristalina y segura. El esfuerzo de descender hacia ella por la empinada escalera enclavada en el corte rocoso se ve recompensado en el instante que bajamos el último peldaño, una piedra, y nos acercamos a la orilla para contemplar el recio paisaje.

Es el sitio idóneo para sentarse frente a la mar, serenar el espíritu, sentir la fuerza de la naturaleza y encontrar la paz anhelada. Esta anocheciendo, el astro rey cae rendido ante tanta belleza, la mar lo abraza. Poco a poco el sol va desapareciendo, lentamente, sumiéndose en el leve letargo de la cercana noche. El ascenso será liviano, ha merecido la pena. La visión la guardaremos en el alma.

Autor: Nieves Alonso

Read Full Post »

Paisaje cultural del vino

Candidatura para Patrimonio Mundial del Paisaje Cultural del Vino y el Viñedo de Rioja y Rioja Alavesa

Noticias de Aviación y Turismo

El Blog de Agata Liñero

Eternity

Noticias desde otra perspectiva

la recacha

Una recacha es un sitio donde uno se siente a gusto, protegido. Un entorno adecuado para reflexionar sobre la vida...

Veinte mil leguas

Una bitácora de mis viajes, compartir experiencias y recomendaciones

Planeta Tour

Amantes del arte de viajar

Javier Jiménez Sanz

Fotógrafo, Operador de cámara y Editor

Turismo y Ciudades

dónde dormir, qué ver, cómo divertirse y otras curiosidades

Turismo, Actividades y Eventos 2.0

el #1 blog de turismo: todo lo que quieres saber sobre viajes, actividades y eventos

lapappelera

A great WordPress.com site

Myestancia

ALOJAMIENTOS PARA NO OLVIDAR

La aprendiz de Community Manager

Aprendiendo y compartiendo una nueva profesión.

Mamá quiero ser turista

¿Quién no ha querido ser turista alguna vez? Reconoce que a tí también te gusta. ¡Este es tu blog!

Estampas de México.

“Un fotógrafo tiene que ser auténtico y en su obra, debe expresar emociones, provocar reacciones y despertar pasiones.” ~ Javier García-Moreno E.

VIAJES TEN MAR

Agencia y Asesores de Viajes

Blog de Turismo Rural

Turismo Rural. Casas Rurales, Apartamentos Rurales, Hoteles Rurales y rutas.

Mi sitio de ruralzoom

ruralzoom.com - casas rurales y aventura

La puerta entornada

Viajes, relatos y anécdotas de una "marciana" en el extranjero

BierzoPress

Las Noticias del Bierzo

A %d blogueros les gusta esto: