Feeds:
Entradas
Comentarios

Posts Tagged ‘Comunidad de Madrid’

Castillo de Batres

Castillo de Batres

Desde los campos cerealistas, que se prolongan sin interrupción hasta la vecina Toledo y desde la fragosa carrasquera que tapiza el Monte de Batres, se contempla su armonioso castillo del mismo nombre, Batres. Una singular fortaleza erigida en un lugar otrora fronterizo.

A comienzos del siglo XII, en plena lucha entre cristianos y musulmanes, la población de Batres fue arrasada por los almorávides. No tardó mucho en ser repoblada durante el avance hacia el sur de la Reconquista.

Saliendo de Madrid para llegar a Batres tomaremos la A-5, carretera de Extremadura, hasta Navalcarnero y después la M-404 hasta la localidad de Batres.

Batres

Una cómoda senda enhebra todos estos parajes y al tiempo que recuerda su historia literaria, permite comprobar cómo se delimitan los diferentes ecosistemas presentes en este territorio. De una parte el bosque de galería, crecido en el entorno fluvial.

Batres

De otra los cultivos que muestran la transformación que el hombre ha efectuado sobre esta zona, hoy agrícola ayer montaraz.

Arranca la ruta al final de la plaza del pueblo, frente a la parada de autobuses. El cartel da cuenta de las características de esta ruta, apta para todos los públicos, al menos en su primera parte: la que llega hasta el área recreativa de Batres.

Pueblo de Batres

Con una longitud de dos kilómetros y medio y un grado de dificultad bajo, marcha por el lateral del valle abierto por el arroyo del Sotillo, un tributario del río Guadarrama. En la confluencia de ambas corrientes se asienta el área de descanso.

Arroyo del Sotillo

Quedan atrás las últimas casas del pueblo y la pista se bifurca. Despreciar la de la izquierda y seguir de frente, en el descenso hacia el fondo del cauce. La ruta marcha en paralelo al arroyo, adentrándose en las breves barranqueras abiertas por mínimos arroyuelos. Luego sale a un altozano despejado que ocupan los cultivos.

Campos de cultivo.Batres

Al final desciende hasta los arenales que señalan la confluencia de ambos cauces.

Río Guadarrama

Después de este recorrido, los más andarines pueden subir hasta el Monte de Batres, al que se llega siguiendo por la derecha del área recreativa. Cruzar la M-404  y proseguir por una pista que se inicia justo enfrente, hasta llegar a una encrucijada de pistas.

Hay que tomar la que sigue de frente y después elegir la que sube a la izquierda. Son dos kilómetros de ascenso por el monte, a través de una vía pecuaria que recorre el territorio , donde los osos de antaño han sido suplantados por esforzados ciclistas.

la M-404

N/A

Anuncios

Read Full Post »

La vida de un bosque

La Hiruela y su entorno son un destino recurrente de pescadores, cazadores, andarines, montañeros, turistas y residentes de fin de semana. Los 1.478 metros de puerto, nos llevan al rincón más remoto, al más aislado de la Comunidad de Madrid. 

Uno de los paseos más apreciados se inicia en la esquina del Ayuntamiento y desciende por la calle del Corcho. Al final de su corto trazado empalma con una pista que, a la izquierda, pasa ante la estación depuradora. Marcada con señales rojas, naranjas y azules, tiene en el suelo los registros de las conducciones de agua.

Sigue el descenso hasta que se pasa al pie de la rústica ermita de Nuestra Señora de Lourdes y se alcanza el arroyo de la Fuentecilla, que cruza por un trabajado puente de madera.

En el otro lado asciende un corto trecho, hasta alcanzar la adormecida carretera de Colmenar de la Sierra. Tendremos que cruzarla y subir a la derecha unos metros, para empalmar con otra pista que se adentra y asciende con suavidad por el monte.

Detrás de la barrera que la defiende, la pista se dilata entre tanta hermosura y parece que curvea adrede, que no quiere fatigarse con cuesta alguna; como si en vez de haber nacido para llevar a alguna parte, su razón no es otra que demorarse con parsimonia en el corazón del bosque.

Un bosque que primero fue silvestre, luego se humanizó y ahora vuelve a crecer a su libre albedrío. Y es que la historia de esta robleda está ligada al hombre. No sólo porque entre los claros de su espesura encontraba el ganado alimento, lo que aún hace, sino porque de su dura alma vegetal, generaciones de carboneros obtuvieron la materia de su sustento: el negro material que templó durante decenios los hogares y braseros entre Guadalajara y Valladolid y desde Madrid a Segovia.

Es fácil descubrir la huella de aquella maula en la curtida geografía de este mundo vegetal. No hay más que ver sus aclareos y comprobar cómo sus ramas han sido mil veces taladas.

De hecho, tuvo La Hiruela su mejor momento en aquella época donde el bosque entero era un clamor.

Hasta bien entrados los sesenta el carbón lo llevaban por ingratos caminos loberos a lomos de caballerías hasta Buitrago. El inicio de aquel trasiego era esta senda, felizmente recuperada para deleite de los excursionistas, que han ocupado el lugar de aquellos hombres tizones.

Sin darnos cuenta alcanzaremos una amplia curva a la derecha, sobre la que se extiende una pradera salpicada de gigantes arbóreos. Es la Morra de la Dehesa o la dehesa perfecta.

Las señales sobre los troncos invitan a dejar la pista y ascender por la ladera de la derecha. El camino está poco marcado al principio pero no cuesta demasiado seguirlo.

Un poco más hacia  arriba se define mejor y recorre con tendencia hacia la derecha, el norte, la parte más cerrada del bosque, para alcanzar un collado en un suspiro.

Desde aquí el camino desciende por la ladera opuesta, rumbo a La Hiruela, bien visible, justo enfrente. Aunque no está de más encaramarse al humilde otero situado a la derecha del collado.

Cinco minutos se tarda en alcanzar la cimera de este impagable otero que muestra todos los vericuetos de la sierra.

De regreso al collado, sólo hay que zambullirse en el robledal, y con cuidado de no perder el buen camino señalizado, alcanzar la carretera más o menos en el mismo punto que hace un rato la cruzamos, para luego remontar la cuesta que lleva a La Hiruela.

Hemos recorrido el camino que hasta hace bien poco transitaban los carboneros, aunque en esta ocasión sin hollín.

Autor: Nieves Alonso

 

 

Read Full Post »

Paisaje cultural del vino

Candidatura para Patrimonio Mundial del Paisaje Cultural del Vino y el Viñedo de Rioja y Rioja Alavesa

Noticias de Aviación y Turismo

El Blog de Agata Liñero

Eternity

Noticias desde otra perspectiva

la recacha

Una recacha es un sitio donde uno se siente a gusto, protegido. Un entorno adecuado para reflexionar sobre la vida...

Veinte mil leguas

Una bitácora de mis viajes, compartir experiencias y recomendaciones

Planeta Tour

Un blog para los que aman el arte de viajar

Javier Jiménez Sanz

Fotógrafo, Operador de cámara y Editor

Turismo y Ciudades

dónde dormir, qué ver, cómo divertirse y otras curiosidades

Turismo, Actividades y Eventos 2.0

el #1 blog de turismo: todo lo que quieres saber sobre viajes, actividades y eventos

lapappelera

A great WordPress.com site

Myestancia

ALOJAMIENTOS PARA NO OLVIDAR

La aprendiz de Community Manager

Aprendiendo y compartiendo una nueva profesión.

Mamá quiero ser turista

¿Quién no ha querido ser turista alguna vez? Reconoce que a tí también te gusta. ¡Este es tu blog!

Estampas de México.

“Un fotógrafo tiene que ser auténtico y en su obra, debe expresar emociones, provocar reacciones y despertar pasiones.” ~ Javier García-Moreno E.

VIAJES TEN MAR

Agencia y Asesores de Viajes

Blog de Turismo Rural

Turismo Rural. Casas Rurales, Apartamentos Rurales, Hoteles Rurales y rutas.

Mi sitio de ruralzoom

ruralzoom.com - casas rurales y aventura

La puerta entornada

Viajes, relatos y anécdotas de una "marciana" en el extranjero

BierzoPress

Las Noticias del Bierzo

A %d blogueros les gusta esto: