Feeds:
Entradas
Comentarios

Posts Tagged ‘cigüeña negra’

Montes, bosques y ríos. Criaturas salvajes en libertad como el águila imperial, el lince, la cigüeña negra o el gato montés. Especies botánicas majestuosas como el roble, la encina o el alcornoque. Y, por último, el nombre de diez pueblos con nombres romanos, cristianos o moros. Tales son las primeras notas del cuaderno de viaje para adentrarse en la Sierra Norte de Sevilla.

Un pañuelo verde y blanco de lugares para emboscarse ligero de equipaje y con el ánimo de encontrar el alma sencilla y limpia de sus habitantes. La Sierra Norte de Sevilla es una región de montaña media mediterránea ubicada en uno de los macizos del oeste de Sierra Morena.

El acceso natural a la Sierra Norte es desde la ciudad de Sevilla. A 80 kilómetros de la capital está El Real de la Jara, de origen romano y rebautizado por los almohades, como Xara en el siglo XII. Fue reconquistada por Fernando III el Santo y en 1498 los Reyes Católicos le concedieron el título de Real, que hoy ostenta en pago a la fidelidad de sus habitantes a la causa cristiana.

Castillo El Real de la Jara

Castillo El Real de la Jara

Todos ellos dejaron trazas que actualmente pueden admirarse a placer. Sobre una suave loma, hoy lugar de placentero paseo, está plantado su impresionante castillo medieval. Otrora fue lugar de desolación y  en la actualidad exquisita atalaya para mirar a los pies dehesas, olivares y campos.

Iglesia Parroquial de San Bartolomé

Iglesia Parroquial de San Bartolomé

Tiene, además, una importante iglesia mudéjar, con portada de Hernán Ruiz y torre de tres cuerpos; está dedicada a la devoción de San Bartolomé y en ella se conservan pinturas del siglo XVIII y el cuadro “Las ánimas”, atribuido a Zurbarán.

La población de El Real de la Jara, no llega en nuestros días a las dos mil almas; es cosa buena acercarse a alguna de ellas para departir amigablemente. Sin duda recomendaran, como cosa curiosa, visitar su Museo de las Ciencias Naturales. Una excelente colección taxidermista, da idea de la fauna existente en toda la Sierra Norte.

A 65 kilómetros de Sevilla, está plantado Almadén de la Plata, de nombre sonoro que da noticias de glorias pasadas. Poblado desde el Neolítico, sus riquezas naturales de mármol y plata fueron explotadas por fenicios, griegos y romanos.

Cueva de los Covachos

Cueva de los Covachos

La traducción de su nombre, de origen árabe, es “La mina”. Lo primero que debe visitarse en Almadén es su nombrada Cueva de los Covachos; en su entrada pueden apreciarse restos de pinturas que pueden ser de origen rupestre y en su interior, marcados en la roca, nombres y fechas algunas del siglo XVIII.

La explicación de estas rúbricas pétreas la dan los naturales: entre ellos es costumbre de antaño demostrar el valor, incluyendo las mujeres, adentrándose en ella y plasmando a cincel la firma.

Altar Mayor

Altar Mayor

Además de Covachos, existen en el término municipal las necrópolis dolménicas de Cañalazarza y Castillejos. De su arquitectura religiosa destaca la iglesia de Santa María de Gracia y su tesoro en plata: una soberbia cruz del siglo XVII y un cáliz del XVIII, además de su retablo y el Cristo del Crucero, que data del XVI.

Otro de los accesos, esta vez en el justo centro sur de la Sierra y a 60 kilómetros de Sevilla, está El Pedroso, donde sus habitantes se dedican a la ganadería y a la explotación del corcho, a mano y cuidando mimosamente los árboles.

La actividad se realiza en verano y tras la primera saca, la operación no puede repetirse hasta pasados nueve años.El origen de El Pedroso, como todos sus pueblos vecinos, es singular. Poblado en origen por los celtas fue repoblado por los romanos por su riqueza minera.

El Pedroso

El Pedroso

Los árabes, entendiendo su importancia defensiva, convirtieron el lugar en plaza fuerte; desgraciadamente hay pocas trazas de este pasado, demolido en la Reconquista.

Ermita de la Virgen del Espino

Ermita de la Virgen del Espino

Otros lugares de interés en El Pedroso son la Ermita de la Virgen del Espino, mudéjar, con su pieza más valiosa: un crucero de 1540; la ermita cobija la imagen de la patrona de El Pedroso y su romería se celebra el 8 de septiembre.

Casa Granja Cartuja de El Pedroso

Casa Granja Cartuja de El Pedroso

Igualmente de origen mudéjar es la sede de la Hermandad procesional del Viernes Santo, emplazada en la ermita de El Cristo. Por último la localidad cuenta con su propia Cartuja, construida en 1479 para acoger a los monjes de San Bruno.

Autor: P/S

 

Anuncios

Read Full Post »

Un paisaje dibujado por las aguas

Al oeste de las provincias de Zamora y Salamanca, coincidiendo con el tramo del Duero que sirve de frontera natural entre España y Portugal, se abre el impresionante conjunto rocoso de “Las Arribes”, 170.000 hectáreas de Parque Natural definidas por el abrupto paisaje que el gran río modela al sestear entre murallas de granito.

Considerado como Zona de Especial Protección para las aves, Las Arribes del Duero representan uno de los escenarios rocosos más espectaculares de toda la comunidad castellano-leonesa; una maravilla natural que se prolonga a lo largo de más de cien kilómetros con enormes farallones de piedra, saltos de agua, desniveles de vértigo que pueden alcanzar hasta los doscientos metros y profundos cañones.

Y siempre omnipresentes las oscuras aguas del Duero, presidiendo el fondo de este sobrecogedor escenario. Aguas a veces encajonadas y otras abiertas y navegables, como sucede en las inmediaciones del monasterio de La Verde o en Vilvestre.

Las peculiares características topográficas de Las Arribes favorecen el crecimiento de una más que interesante flora con especies bien diferenciadas. Así en el microclima que se produce en el fondo de los barrancos, alimentadas por las aguas del Duero y los muchos arroyos que a él tributan, crecen formaciones de almez y hojaranzo, mientras que en las alturas estas especies desaparecen para dejar paso a otras más propias del clima mesetario como la encina, el alcornoque, enebro, jaras, espliegos y genistas.

Respecto a la fauna, las aves se llevan la palma. Y no es de extrañar que así sea, pues las impresionantes paredes entre las que se encajona el río Duero sirven de inigualable cobijo a muchas especies aladas. La más representativa a juzgar por el gran número de ejemplares que aquí han encontrado refugio, es quizás la esquiva cigüeña negra.

Según los últimos censos ornitológicos realizados en el Parque, las repisas y covachas de Las Arribes albergan más de un 10% de toda la población ibérica de esta especie, que convive aquí con una interesante comunidad de rapaces compuesta por buitre leonado, alimoche, águila real, halcón peregrino y águila perdicera.

A ras de suelo pulula la ranita de San Juan con su monótono canto nocturno que anuncia siempre la llegada de la primavera. La acompañan el sapo corredor y el tritón jaspeado, que junto con una gran variedad de peces se empeñan en no terminar sus días convertidas en alimento de sus enemigos naturales: el cormorán, la garza real, el martín pescador o la nutria.

Y si los atractivos naturales de la zona son muchos y variados, no lo son menos los gastronómicos, sobre todo para el amante de las buenas carnes cocinadas sin artificio alguno, siguiendo el estilo más tradicional. El cabrito, el lechazo o la ternera, bien a la brasa o en sabrosos guisos, componen el plato fuerte de los fogones de Las Arribes, todas ellas acompañadas siempre, como no podía ser de otro modo, por los excelentes caldos de la Ribera del Duero.

Autor: Nieves Alonso

 


Read Full Post »

En medio de los montes solitarios se escucha, atronadora, la llamada de los venados. El verano declina. Es la época de celo en el Parque Nacional de Cabañeros. Son los días de la “Berrea”en el conocido popularmente como el Serengueti español.

Sorprende que un espacio como éste haya sido casi ignorado para la generalidad de las gentes hasta apenas hace una década. Un territorio casi despoblado y de un valor ecológico excepcional que estuvo a punto de ser un campo de tiro para la OTAN y que fue transformado en un recinto sagrado para la fauna y la flora.

Si la imagen mundialmente conocida de la provincia española de Ciudad Real es el paisaje recorrido por el caballero de la triste figura, la otra estampa debiera contener un paisaje de encinas y una manada de ciervos. Está última sería la imagen que definiese los campos del noroeste provincial, un territorio de montaña, tan despoblado como atractivo.

El Parque Nacional de Cabañeros recibe más de 60.000 visitantes anuales, quienes quedan entusiasmados ante la belleza de este entorno verde, representativo de los ecosistemas mediterráneos.

Cuenta con una notable presencia de avifauna, en la que destaca la escasa águila imperial, la cigüeña negra y el buitre negro, tres destacadas rarezas. Aquí está la segunda mayor colonia del mundo en buitres negros, que construyen sus nidos en las vigorosas encinas centenarias.

El bello paisaje, está formado por extensas rañas con ricos pastos estacionales. sierras y macizos cubiertos de bosque y matorral mediterráneo. Siendo lugar de acogida a una  gran variedad de mamíferos, como el jabalí o la ginta, destacando la abundancia de ciervos y corzos.

Además es el hábitat de más de 200 especies de aves distintas: grandes rapaces, como el águila y el buitre. En cuanto a la flora, destaca la gran variedad de árboles y arbustos como: tejos, madroños, encinas, quejigos, alcornoques y acebos.

Para disfrute de todos, el escaso rendimiento económico de esta zona, dedicada casi exclusivamente a la agricultura y la caza, ha permitido su actual estado de conservación. Un paraíso salvado”.

La superficie del Parque cubre casi 40.000 hectáreas que gozan de un clima benigno. En los otoños, algunos rincones se tornan especialmente bellos, con los rojizos de las cornicabras o los ocres de los rebollos.

Durante los inviernos puede caer alguna nevada. La primavera es bellísima, con una eclosión de verdor salpicado de amarillos de retama, azules de las lavandas y rojos de amapolas. El verano amarillea la raña, en la que pastan los ciervos y corzos.

Y al final de septiembre, ya no es el color quien domina el paisaje, sino la multitudinaria llamada de celo de los ciervos machos, que congregan a sus harenes con sus roncas voces, que resuenan en eco por todos los rincones. Es “La Berrea”, el atronador concierto amoroso que se escucha por doquier.

Desde mediados de septiembre a finales de octubre es la mejor época para ver a los ciervos. Los machos dominantes abandonan sus recónditos cuarteles y se dirigen a los territorios donde pastan las hembras, a las que intentan retener cerca. Entonces, los grandes ciervos se exhiben en la llanura y pelean contra aquellos que quieren penetrar en su territorio, cuya propiedad reclaman llenando el espacio montuoso con sus bramidos.

Ecos de lucha, drama y orgullo rompen el silencio de las noches y los amaneceres. Suena la voz rota una y otra vez, entremezclada con otras muchas, y el espectador se siente empequeñecido ante la belleza de la llanura y el concierto atronador de las llamadas.

A medida que llega el invierno los machos se van retirando y se hacen esquivos en sus recónditos territorios. En la primavera pierden la cuerna que utilizaron para presumir su orgullo entre la manada de hembras o para pelear contra sus competidores. La hembra, agotando los días de gestación, se vuelve esquiva y se convierte casi en imposible poderla ver.

Autor: Nieves Alonso

Read Full Post »

Paisaje cultural del vino

Candidatura para Patrimonio Mundial del Paisaje Cultural del Vino y el Viñedo de Rioja y Rioja Alavesa

Noticias de Aviación y Turismo

El Blog de Agata Liñero

Eternity

Noticias desde otra perspectiva

la recacha

Una recacha es un sitio donde uno se siente a gusto, protegido. Un entorno adecuado para reflexionar sobre la vida...

Veinte mil leguas

Una bitácora de mis viajes, compartir experiencias y recomendaciones

Planeta Tour

Amantes del arte de viajar

Javier Jiménez Sanz

Fotógrafo, Operador de cámara y Editor

Turismo y Ciudades

dónde dormir, qué ver, cómo divertirse y otras curiosidades

Turismo, Actividades y Eventos 2.0

el #1 blog de turismo: todo lo que quieres saber sobre viajes, actividades y eventos

lapappelera

A great WordPress.com site

Myestancia

ALOJAMIENTOS PARA NO OLVIDAR

La aprendiz de Community Manager

Aprendiendo y compartiendo una nueva profesión.

Mamá quiero ser turista

¿Quién no ha querido ser turista alguna vez? Reconoce que a tí también te gusta. ¡Este es tu blog!

Estampas de México.

“Un fotógrafo tiene que ser auténtico y en su obra, debe expresar emociones, provocar reacciones y despertar pasiones.” ~ Javier García-Moreno E.

VIAJES TEN MAR

Agencia y Asesores de Viajes

Blog de Turismo Rural

Turismo Rural. Casas Rurales, Apartamentos Rurales, Hoteles Rurales y rutas.

Mi sitio de ruralzoom

ruralzoom.com - casas rurales y aventura

La puerta entornada

Viajes, relatos y anécdotas de una "marciana" en el extranjero

BierzoPress

Las Noticias del Bierzo

A %d blogueros les gusta esto: